Imprimir esta página

¿Por qué utilizar el ozono en la Hostelería?

El ozono es un agente para la desinfección de ambientes reconocido por la OMS Organización Mundial de la Salud, la cual expresa unas concentraciones máximas de 0’1 ppm (0,2 mg/m³) para exposiciones de unas 8 horas de forma continuada. Siguiendo estas pautas o recomendaciones, el ozono es una técnica ideal para la desinfección de estos locales a fin de destruir agentes patógenos que hacen proliferar dichas infecciones sin necesidad de acudir a productos alterados o químicos que desprenden residuos o subproductos no deseados.

El alto poder oxidante del Ozono es el tratamiento más adecuado para la destrucción de bacterias, virus y/o gérmenes, además de permitir una oxigenación extra tras su descomposición molecular.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Ver Política